Como buscar un buen desguace y no morir en el intento

A veces es complicado encontrar un buen desguace, sea por la razón sea no damos con el lugar adecuado para acudir en caso de que nos hiciera falta ya fuera por una avería en el coche o para la compra de una de las piezas de nuestro vehículo. De cualquier forma, son muchos los desguace que se publican en internet por lo que no sabemos por cual decantarnos, no sabemos si elegiremos bien, no sabemos si será el más económico o el más caro, si será del todo limpio o habrá algo escondido tras sus puertas, no sabemos si las piezas que se venden en el desguace que quieres escoger provienen de un buen lugar o desconocemos por completo su procedencia.

Para evitar todas estas preguntas que lo único que hacen es hacernos coger un dolor de cabeza, podemos confiar en los más reconocidos, en la página de internet http://www.telefonosdesguaces.com esta es la única manera de asegurarnos de que el desguace al que vamos a acudir es de confianza. No obstante en esta página hay cientos de desguaces  entre los que poder elegir. Y es que no se puede confiar en cualquier lugar, no todos los desguaces son iguales, no en todos te dan el mismo trato, no en todos encuentras las mismas piezas ni por supuesto los mismos precios. Desconfía de los que son extremadamente caros e igualmente de los que son extremadamente baratos, busca siempre el equilibrio. No te dejes guiar por el boca a boca de personas desconocidas, confía siempre en las personas que conoces para visitar un desguace, ellos saben donde se meten porque ya lo han hecho y el resultado es ideal.

Procura buscar siempre la legalidad, no todos los desguaces son lugares legales, ni mucho menos tienen la placa identificativa de ser un centro de recuperación, esto es muy importante ya que con la placa bien visible sabes que todo es legal, que pagan los impuestos como el que más y que las piezas que se venden dentro de este desguace son de coche llevados allí para dejar de existir. Busca centros homologados, más que nada para estar seguro de que las piezas que compras son de buena calidad y exige siempre una  garantía  por mínima que sea, no te dejes engañar por los precios casi ridículos porque al final, te puede salir muy caro.