Como se debe cambiar la bomba de agua

Para que tu coche pueda mantener la temperatura de funcionamiento óptima la bomba de agua debe estar en perfecto estado. Si necesitas una bomba de agua de segunda puedes comprarla en un desguace venta online, para que puedas aprovechar la mejor relación entre calidad y precio del mercado.

Sin embargo, es importante tener en consideración que para que puedas cambiar la bomba de agua debes seguir un procedimiento que será realmente sencillo. Este lo he reunido en este post para que puedas realizarlo por tu cuenta, y así ahorrar mucho dinero en la reparación.

Pasos para el cambio de la bomba de agua

Si prefieres llevar el coche a un taller y que allí se encarguen de hacer el cambio de una forma rápida, puede ser una buena opción. Sin embargo, debes tener en consideración que el coste puede llegar a ser de hasta 1000 euros, dependiendo de la mano de obra a invertir.

Por otra parte, al comprar una bomba de segunda en un desguace podrás tener un precio de 150 euros o menos. Para hacer el cambio por tu cuenta, simplemente debes asegurarte de seguir estos pasos y conseguirás el éxito:

Quita la bomba rota

Antes de iniciar con el proceso, debes asegurarte de que el coche se haya quedado apagado toda la noche para que esté frío y así evitarás quemaduras. También es recomendable que esté elevado para que se facilite en gran medida el proceso de drenaje del líquido refrigerante.

Cuando tengas el vehículo en posición, debes comenzar por el drenaje completo del líquido refrigerante. Una vez que no salga más, debes proceder a desconectar las mangueras que tiene la bomba, y paso seguido, debes quitar los tornillos de fijación para que puedas retirar la bomba del motor.

Instala la bomba de repuesto

Asegúrate de que la bomba que vas a instalar es igual a la que quitaste, y que la zona esté completamente limpia antes de instalar la bomba. Cuando estés seguro, debes colocarla en su lugar con los tornillos de fijación, y volver a conectar las mangueras de la misma.

Será muy importante tener en cuenta que rellenes el sistema con líquido refrigerante y verifiques que no haya quedado ningún tipo de fuga. En este momento, debes encender el coche para purgar el sistema, y una vez caliente lo apagas, rellenando el faltante de líquido refrigerante, y al final debes dejar el coche en reposo por 4 horas antes de volver a usarlo.