Con internet facil solucion a mis problemas

desguaces-eu-foto-2-1

Son muchas las veces que he usado un desguace a la hora de arreglar mi vehículo, no han sido muchas las averías pero la verdad que han sido caras, en el sentido que si hubiera comprado las piezas originales me hubiera salido caro y de esta manera la verdad que he podido pagarlo. Nunca te planteas el hecho de una avería grande por ejemplo el motor del coche que se considera una avería cara y complicada, o cualquier parte que tenga que ver con el motor evidentemente no va a costar lo mismo que si cambiamos un retrovisor. Entonces si recopilo y sumo veo que las averías aunque han sido duras gracias a las piezas de segunda mano puedo decir que he podido pagarlas tranquilamente, claro cuando me preguntan si confiaría en un desguace por supuesto mi respuesta siempre es sí, ya que de momento no me ha demostrado que no lo pueda hacer, aunque si os digo la verdad al principio estuve un poco reticente.

Recuero que la primera avería fue el motor del coche, desde luego no se lo deseo a nadie porque se pasa muy mal sobre todo cuando te dicen lo que vale el arreglo por supuesto con un motor nuevo, el corazón se encoge y sabes que ha llegado el fin para tu compañero de viaje ya que esa factura no la puedes pagar. Y claro cuando ya casi vas a tirar la toalla te das por vencida aparece una persona que te dice que los motores de segunda mano son una buena opción y aunque tú te quedes con cara de boba pensando en cómo vas a poner en tu coche un motor ya usado  cuando te dicen el precio por supuesto ya no te parece tan mala idea. Es justo en este punto cuando te pones como loca a buscar un listado de desguaces en zaragoza donde encontrar el desguace que tenga el motor que salve al pobre de tu vehículo.

Sin más este tipo de situaciones aunque no lo parezca estresan un montón sobre todo cuando no sabes muy bien si esa será la solución correcta  o por el contrario será tu salvación. Sin más a día de hoy puedo decir que sí fue la decisión acertada y que por eso en las siguientes ocasiones he seguido confiando en piezas que de verdad te hacen buen uso y que sí merecen la pena.