Cuando cambiar la correa de distribucion

La correa de distribución es una de las piezas fundamentales del motor que permite que el mismo funcione y por esto debe estar en buen estado. Para cualquier reparación que tengas que hacer, puedes encontrar tus repuestos en los mejores desguaces de asturias, porque así evitarás pagar mucho dinero por los repuestos y conseguirás unos buenos resultados.

Sin embargo, debes tener en consideración que muchos son los conductores que no saben cuándo se debe hacer el cambio de la correa de distribución. Por este motivo, he preparado este post, con la finalidad de que puedas hacer el cambio de forma óptima y evites cualquier inconveniente.

Momentos para hacer el cambio de la correa de distribución

Es importante tener en consideración que existen ciertos puntos que determinarán si es el momento para hacer el cambio de esta correa los cuales son:

Kilometraje

El cambio por kilometraje es el más común, y para hacerlo de forma adecuada debes tener en cuenta que la correa de distribución tiene una vida útil media de 100.000 kilómetros. Este es el límite recomendado por los fabricantes para hacer el cambio de la misma.

Conducir con una correa desgastar puede ser algo muy negativo, especialmente porque esta podría romperse en pleno funcionamiento. Si la correa se rompe causará graves averías a tu motor, las cuales pueden ser incluso irreparables.

Fugas en el motor

Las fugas son bastante comunes en el motor después de que el coche ya tiene cierto recorrido, y debes sellarlas cuanto antes. Las fugas por lo general son de aceite o de líquido refrigerante, y por este motivo, debes asegurarte de que las repararás de inmediato para que consigas un buen desempeño.

Cuando hagas la reparación, debes verificar el estado de la correa de distribución para asegurarte de que esta se encuentre en buen estado. Si la correa muestra señales de desgaste será mejor realizar el cambio prematuro de la misma para evitar accidentes.

Pérdidas de tensión

En ocasiones, puede que lleves el coche a un taller de coches que no esté especializado en las reparaciones. Por este motivo, se puede presentar el problema de que si se hace una reparación cerca de la correa de distribución esta se vea afectada.

Cuando se pierde la tensión de la correa de distribución esto hará que se necesite un cambio de forma inmediata. Esto debido a que, estamos hablando de una pieza que es muy delicada, y no puede recuperar la tensión una vez que la pierde.