Diferencias entre un desguace y un centro de desguaces

Un desguace es un establecimiento que se encarga de la recuperación de piezas de un coche que haya sido dado de baja. Este tipo de negocios compran vehículos cuyos dueños, por cualquier motivo, deciden no utilizarlos más; entonces, dan inicio a todo un proceso para extraer las partes y verificar cuáles de ellas pueden venderse nuevamente.

Para que un establecimiento realice las actividades inherentes a ese proceso de reciclaje, tiene que cumplir con una serie de normativas legales y de protección al medio ambiente. Una vez que demuestra que sus instalaciones, sistemas, equipos y personal a cargo, están aptos para ejecutar de forma segura las labores en cuestión, es reconocido como un Centro Autorizado para el Tratamiento de Vehículos (CATV). Esto significa que si no posee tal acreditación, el negocio es ilegal.

En función de lo anterior, los interesados en adquirir repuestos usados deben verificar ese dato de los vendedores que están evaluando para hacer la respectiva transacción. Un CATV no solo debe demostrar que tiene la capacidad y conocimientos para realizar el reciclaje de piezas, también debe ofrecer garantías de su mercancía y dar facturas legales; este es otro aspecto a tener muy en cuenta.

Y qué es un centro de desguaces

Como hemos visto en la primera parte, un desguace es el ente que recupera partes de un vehículo y lo hace de forma segura, incluyendo entre sus tareas el chequeo del funcionamiento y condiciones de las piezas. Pero, no todos los vendedores cumplen con esas directrices; por lo tanto, como consumidores podemos toparnos con los autorizados para tal fin y los que pueden timarnos. Es aquí en donde la figura de un centro de desguaces juega un rol muy importante.

Un centro de desguaces es un sitio web que afilia a los CATV; en otras palabras, asocia a los desguaces legales para facilitar a los usuarios la búsqueda de los recambios que ameritan. Gracias a estos espacios virtuales, el comprador no correrá el riesgo de dar su dinero a un falso vendedor, porque el portal verifica la autenticidad de los negocios para admitirlos.

Otra de las ventajas que ofrece un centro de desguaces, es que aumenta las probabilidades de conseguir los repuestos, independientemente de la marca o modelo del coche. Con este tipo de sitios webs, no es necesario investigar en variadas páginas, mucho menos tener que movilizarse hasta los establecimientos; con una conexión a Internet es suficiente.

Si desea aprovechar las bondades antes mencionadas, puede probar con www.piezasdesguace.eu.