La Medicina Regenerativa, una nueva oportunidad para las articulaciones

La Medicina Regenerativa ofrece tratamientos con altas probabilidades de recuperación, tal como comentan los pacientes del centro de Biosalud en el Plural, los expertos consiguieron la cura para sus enfermedades cuando en ningún otro centro los habían tratado.

Esto es gracias a que los síntomas se manejan desde un punto de vista integral, buscando el origen de la enfermedad y llevando al organismo a un proceso de auto curación, atacando la causa y no las consecuencias en sí, como suele suceder con la medicina tradicional.

En la medicina tradicional se recetan medicamentos que atacan los síntomas, no el origen, mientras que la Medicina Regenerativa busca que el mismo organismo sea quien contrarreste la enfermedad, utilizando sus sistemas internos y con el apoyo de alta tecnología.

La Regeneración y Terapia Celular

Las terapias de regeneración articular,  regeneración de órganos y células son el fuerte de esta rama de la medicina. Con estas se logra que el cuerpo recree y reconstruya tejidos que hayan sido afectados.

El proceso consiste en introducir nuevas células al organismo, células encargadas de la regeneración y protección, como los son las células madre. Estas se obtienen de diversos tejidos grasos, de la médula ósea o del cordón umbilical, y luego son reingresadas al paciente según su condición médica.

Al ser células del mismo paciente, es difícil que su cuerpo las rechace, además, evita infecciones y complicaciones a lo largo del tratamiento. La Medicina Regenerativa es una excelente alternativa para quienes padecen de enfermedades degenerativas y no cuentan con fármacos convencionales efectivos.

Enfermedades que trata la Medicina Regenerativa

Seguramente te preguntarás en qué enfermedades las terapias de la Medicina Regenerativa han resultado exitosas. Según los expertos de Biosalud en el Plural, los tratamientos como candidiasis y la Enfermedad de Lyme han sido exitosos. 

También conocida como Borreliosis, la enfermedad de Lyme es transmitida al ser humano mediante la mordedura de las garrapatas de patas negras, portadoras de la bacteria “Borrelia burgdorferi”.

Esta enfermedad trae como consecuencia salpullido, erupciones en la piel, fiebre, dolor de cabeza y fatiga, siendo estos los síntomas más leves. En su fase más crítica, el paciente puede presentar artritis, hinchazón, problemas cardiacos y anomalías en el sistema nervioso central.

Para tratar la artritis, se realiza la aplicación de plasma autólogo, el cual posee plaquetas, citoquinas y las ya mencionadas células madre. Mediante este método, no solo se puede tratar la artritis, también la artrosis y cualquier daño en las articulaciones.

La Medicina Regenerativa ha ayudado a diversidad de pacientes con la Enfermedad de Lyme, pues la regeneración articular les ha aliviado la artritis y la hinchazón. Además, como se busca el origen de la enfermedad, el tratamiento resulta más efectivo, pues se ataca desde la fase más temprana.

Ofrecer alternativas a los pacientes puede mejorar considerablemente su vida, y eso lo saben los especialistas de Biosalud. Las terapias de la Medicina Regenerativa garantizan una mejoría sin seguir afectando la salud de las personas. Gracias a la tecnología y a los avances médicos, esto es posible.