Lo que debes saber para no intoxicarte en el Camino de Santiago

A pesar de toda la información del Camino de Santiago que se encuentra en las guías de viaje, siempre existe el riesgo de intoxicarse con comidas que son nuevas para nuestro organismo, y aunque una de las mejores experiencias en estos recorridos es la degustación de platos de la zona, lo mejor es mantenerse bajo cuidado.

Además, disfrutar de comidas al aire libre, cocinadas y preparadas sobre una fogata también son parte de la excursión, por lo que es recomendable llevar comidas que puedan preparase en alguna parada del camino, y así compartir con toda la familia o los amigos que componen el grupo.

Recomendaciones contra intoxicaciones

Entre toda la información del Camino de Santiago, hay algo que siempre se menciona y está relacionada con la comida, ya sea comprada o preparada, esto es el hecho de tener una buena higiene de manos antes de comer, pero esto no es lo único; para mantenerte saludable sobre el camino, esto es lo que debes hacer:

  • Conservación adecuada: Es importante que los alimentos que necesiten frío y los que necesiten calor no se unan entre sí, en el caso de los primeros puedes llevarlos en bolsos térmicos con hielo para mantenerlos fríos, y los segundos en otro bolso en envases térmicos que mantengan el calor.
  • Todo limpio siempre: Una de las formas de mantener la contaminación entre comidas a raya es llevar cada pieza separada por bolsas o dobles envoltorios; además de esto, es necesario lavarlos bien antes de almacenarlos, sobre todo si se planea llevar carnes y alimentos perecederos.
  • Usar agua potable: A lo largo del camino podrás encontrar fuentes de agua potable para abastecer tus envases y cocinar, pero a tes de utilizarla debes asegurarte que ésta se encuentra totalmente limpia; así mismo, no se debe beber el agua dulce de los arroyos bajo ninguna circunstancia.
  • Cocción completa: Al momento de cocinar los alimentos sobre una fogata, es importante que se tenga en cuenta que no podremos protegerla completamente de los insectos o del humo, por lo que una cocción completa es ideal para eliminar cualquier residuo de contaminación antes de comerla.

Ahora bien, una buena recomendación es optar por alimentos que no se descompongan rápido, como los cereales, las pastas, los frutos secos y el pan, de forma que puedas combinarlos con las comidas de la zona; adicionalmente, toda la información del Camino de Santiago te indicará los mejores sitios para degustar los platos autóctonos.