Qué es el ITP y cómo se calcula en la Región de Murcia

Cuando se pretenda vender un bien patrimonial mueble o inmueble de segunda mano a una persona particular, se debe realizar un pago de forma obligatoria al Ministerio de Economía y Hacienda. Esto es conocido como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, o por sus siglas ITP.

A continuación, vamos a explicar a mayor profundidad sobre cómo se debe realizar esta forma de Impuesto y cómo se calcula en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. A su vez, también vamos a mostrar en qué situaciones se puede aplicar el ITP y cuáles son los requisitos que Hacienda pide para realizar este abono.

Para mayor información sobre cómo se calcula la transferencia de un vehículo en la Región de Murcia, se puede visitar la página web de gestor10.com.

¿Qué es el ITP?

Cómo queda dicho, al realizarse una transacción de un bien patrimonial, como viviendas, muebles y vehículos, el Ministerio de Economía y Hacienda pide que se realice un abono de un porcentaje del precio total de la transferencia. Esto se conoce como el ITP, o Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Cada Comunidad Autónoma en España tienen distintas formas de calcular dicho porcentaje que debe ser abonado a Hacienda, por lo que en cada lugar del país este impuesto presenta diferencias significativas en cuanto al monto. Además, suelen presentarse algunas depreciaciones dependiendo de ciertos aspectos del bien que sea objeto de la compra-venta.

Por otra parte, el porcentaje que se debe pagar del ITP también varía dependiendo de otros factores, como las características del bien, el valor fiscal que éste posea y la utilidad que posee. Su valor también cambia según la longevidad que tenga. Es decir, mientras más antiguo sea el bien, su valor decrecerá para Hacienda.

¿Cuándo se aplica el ITP?

El ITP se aplica en distintas oportunidades. Por una parte, se realizan durante las transmisiones de bienes o patrimonios onerosos; esto quiere decir, aquellas transacciones de bienes muebles o inmuebles que se realicen entre personas particulares, las cuales no están sujetas a una empresa.

De otra manera, aquellas operaciones societarias o empresariales son aquellas transacciones que incluyen a la constitución de sociedades o empresas, así como la disolución de las mismas. Estos tipos de transacciones también van dirigidos al incremento o disminución de capital entre ambas partes.

¿Cuáles son los porcentajes del ITP?

Normalmente, existe un porcentaje fijo que se debe pagar según el tipo del bien que sea objeto de la compra-venta. Por ejemplo, en caso de bienes inmuebles, se aplica un 6% del valor fiscal; mientras que para bienes muebles se aplica el 4% del valor fiscal. Como hemos mencionado, cada Comunidad Autónoma presenta ciertas modificaciones a dicho porcentaje que vamos a mencionar más adelante.

Dicho porcentaje sobre la base imponible deberá ser abonado por aquella persona que quiere adquirir el bien; es decir, el comprador del mismo. El vendedor, por su parte, deberá abonar sobre el Impuesto de Renta de Personas Físicas, donde deberá declarar sobre la renta anual que haya pagado sobre el bien.

¿Cómo se calcula el ITP en la Región de Murcia?

Ahora bien, ya sabemos qué es el ITP y quiénes deben pagarlo, vamos a hablar sobre cómo se calcula el ITP en la Región de Murcia. Como ya hemos mencionado, cada Comunidad Autónoma de España posee un porcentaje que se deberá abonar al Ministerio de Economía y Hacienda, por encima del valor fiscal que se debe pagar por el bien.

Como mencionamos anteriormente, dependiendo si el bien es mueble o inmueble, se paga un porcentaje distinto del ITP. En primer lugar, debemos saber con seguridad la base imponible del mismo. Es decir, debemos conocer el valor fiscal que Hacienda le otorga al bien que sea objeto de la transacción.

En el caso de la Región de Murcia, se debe abonar el 8% en caso de que el bien sea inmueble. Por otra parte, si el bien es mueble, se le aplica un porcentaje del 4% sobre el valor fiscal del objeto de la compra-venta.

Debemos recordar que, aunque sea un porcentaje prácticamente fijo, también existen algunas variantes que se aplican dependiendo de distintos factores. Sin embargo, ya sabemos el porcentaje sobre el cual debemos abonar a Hacienda cuando se quiera adquirir un bien patrimonial, y así evitaremos problemas fiscales cuando queramos realizar este tipo de transacciones.